WORLD FAMILY OF RADIO MARIA

RADIO MARÍA - راديو ماريا - RADIJO MARIJA - MARIJOS RADIJAS -Радио Мария - ラジオマリア - ROZHLAS MARIA

Radio María es un instrumento de la Nueva Evangelización que se pone al servicio de la Iglesia del Tercer Milenio, como emisora católica comprometida en el anuncio de la conversión a través de una parrilla de programación que ofrece un amplio espacio a la oración, a la catequesis y a la promoción humana.

Los fundamentos de su apostolado son la confianza en la divina providencia y la dependencia del voluntariado.

Escúchanos en vivo en los 1240 am y en la Web www.radiomaria.org; en el Cel. a traves de las aplicaciones: "TuneIn" y "Radio Maria".

CARISMA DE RADIO MARIA


Radio María es un instrumento de la nueva evangelización que se pone al servicio de la Iglesia del Tercer Milenio, como emisora católica comprometida en el anuncio de la conversión a través de una parrilla de programación que ofrece una amplio espacio a la oración, a la catequesis y a la promoción humana.

Los fundamentos de su apostolado son la confianza en la divina providencia y la dependencia del voluntariado.

1- UN DON DE MARIA

María te manda a hacer lo que él te diga
A pesar de su extraordinaria difusión en el mundo, Radio María aparece como una realidad original y única en el panorama de los medios católicos. Desde su inicio ella se ha distinguido por características propias y ha tenido que remar contra corriente para hacerse comprender y aceptar.
Todavía hoy uno de los problemas más arduos de resolver es hacer comprender en qué consiste

Radio María y cómo puede hacerse que crezca dentro de su auténtico espíritu. La tentación de

Realizar una Radio diferente de Radio María está siempre acechando a la vuelta de la esquina, como también la posibilidad para las Radio María existentes de alejarse de la raíz originaria. La comprensión del carisma de Radio María y la fidelidad al mismo es una gracia que cada Radio María del mundo debe pedir diariamente.

Se debe justamente hablar del carisma de Radio María en cuanto que esta emisora no es un proyecto nacido de los hombres sino que es un don que viene de lo alto. Se trata de una gracia extraordinaria el corazón materno de María ha hecho a la Iglesia. Es algo singular constatar cómo esta convicción está fuertemente arraigada en el vasto público de Radio María, también en los hombres de Iglesia, que perciben el toque sobrenatural típico de las obras de Dios. Esta emisora, de un modo diferente a tantas otras también presentes en la Iglesia, viene acogida como una gracia celeste que debe hacerse fructificar y por la cual debemos dar gracias.

Para comprender la naturaleza de este don, que ha brotado del Corazón de María, no es necesario entregarse a especulaciones abstractas, sino mirar concretamente cómo Nuestra Señora ha hecho florecer en el tiempo su proyecto y lo ha llevado a madurez, con gran paciencia y amor, a pesar de nuestras fragilidades y nuestras infidelidades. No hay duda que ha sido la Radio María nacida aquí en Italia el terreno donde ha madurado la semilla originaria. Es a ella, por tanto, a la que debemos mirar para comprender, en su inspiración profunda, el proyecto de la santa Virgen. Es, por lo tanto, a partir de la Radio Madre que buscamos especificar el carisma de Radio María.

2- ANUNCIA LA CONVERSIÓN

No se capta plenamente el espíritu de Radio María limitándose a definirla como una emisora de inspiración religiosa. Indudablemente, todos sus programas, de maneras distintas, anuncian a Dios.

La abierta profesión de la fe católica por parte de los locutores es un aspecto típico de Radio María.
También los programas de promoción humana y de entretenimiento están abiertos a lo sobrenatural.

En cuanto a emisora explícita y globalmente religiosa, Radio María se distingue de muchas otras hermanas suyas católicas en las que tal connotación es a menudo algo escondido. Para captar su fuerza y su fascinación inconfundible es necesario decir que es una Radio que anuncia la conversión.

A través de Radio María la Virgen quiere suscitar una voz en la Iglesia para despertar la fe y llamar a la conversión a nuestra generación, perdida en las tinieblas y en las sombras de muerte del ateísmo y del materialismo.

El anuncio de la conversión es el dinamismo profundo de Radio María. Es la tensión por “salvar las almas” que lleva a esta emisora más allá de donde el rebaño está recogido, donde los fieles están seguros, para llamar también a aquellos que se encuentran más lejos, anunciándoles el perdón, la misericordia y la esperanza. El medio Radiofónico, que llega a cualquier lugar en el que se encuentre un hombre y que penetra en todos los lugares de la ausencia de Dios y de la desesperación, es extraordinariamente adecuado para esta dimensión misionera, hoy absolutamente urgente y necesaria. Una verdadera Radio María no solo es escuchada con gusto por los fieles aficionados, sino también por muchos de aquellos que están lejos, pero que llevan en su corazón la nostalgia de Dios. Cuando se multiplican los testimonios de oyentes que afirman haber retornado a la fe y a la vida cristiana, entonces significa que nuestra emisora está desarrollando bien la tarea que María le ha confiado.

3- LA ORACIÓN EN PRIMER LUGAR
Si hablas a Dios el te escuchará.
El anuncio de la conversión se realiza en Radio María sobre todo a través de la oración. La oración es la actividad fundamental de Radio María, como también lo es para la Iglesia. El programa más importante de Radio María es la oración. Rezando, Radio María anuncia y es testimonio de Dios. Mediante la oración alimenta y conserva la fe. Gracias a la oración lleva a las almas lejanas a Dios. Una Radio María que reza poco tendrá poco público. Los programas de oración son, a diferencia, de otros los que más se agradecen y los más seguidos a través del instrumento de Radio María Nuestra Señora quiere introducir la oración en los corazones, en las casas y en las familias, y finalmente en el mundo entero, como un río de gracia y de vida.

La oración de Radio María es de corte eclesial. Comprende en primer lugar las oraciones del buen cristiano por la mañana y por la noche, de tal modo que el gran público, y en particular las familias, aprendan las oraciones simples de la tradición y se habitúen a comenzar el día con Dios y a terminarlo con Dios. Los laicos que se alternarán al micrófono para estas oraciones (entre ellos los jóvenes y los padres y madres de familia) darán con su propia presencia un ejemplo que arrastra.

El corazón de la oración de Radio María es la Santa Misa cotidiana (de ser posible con una pequeña homilía). Para los enfermos, las personas ancianas y para aquellos que viajan es una posibilidad extraordinaria de nutrirse espiritualmente. Se presenta con más viveza aún si es transmitida desde algunas comunidades eclesiales (parroquias, monasterios, comunidades religiosas, hospitales, cárceles, etc.). De este modo la oración de la Iglesia alimenta a Radio María y al mismo tiempo las comunidades eclesiales se sienten implicadas como protagonistas en este servicio fundamental.

La liturgia de las Horas (Laudes, Hora intermedia, Vísperas, Completas) es un componente fundamental de la oración de Radio María. De modo que este precioso patrimonio de la Iglesia es donado a todos los fieles. Cuando son las mismas comunidades eclesiales las que se ocupan de animar las Horas principales (por ejemplo; las Laudes y las Vísperas) se obtiene el gran resultado de implicar a los laicos en una forma de oración que de hecho antes estaba únicamente reservada a los sacerdotes.

La oración del S. Rosario asume, dentro de la Radio que lleva el nombre de María un valor especial.

Cada día el Rosario completo, con los misterios de gozo, de dolor, de gloria y luminosos, debe proponerse al público sin miedo a cansar, según las exhortaciones de la Santísima Virgen y de la misma Iglesia.

Mucha gente que trabaja por la noche, o la transcurre insomne, encuentra en el Rosario, repetido durante las horas nocturnas, un gran alivio espiritual. El Rosario puede ser recitado laudablemente en las comunidades eclesiales, como preparación a la S. Misa de la mañana y durante la hora de espiritualidad del mediodía. Pero además, un valor particular tiene el Rosario de la tarde que implica directamente a las familias. Éste merece una especial atención, porque tiene como objetivo llevar al seno de las familias esta forma simple y eficaz de oración.

Algunas devociones populares particularmente significativas (por ejemplo; el “Vía Crucis”, las novenas, etc.) pueden encontrar un espacio en la oración de Radio María, sin hacerla pesada, y dándoles, sin embargo la importancia que a ellas les suele dar la Iglesia.

4- INSTRUMENTO PARA LA NUEVA EVANGELIZACIÓN

Junto a la oración, y en simbiosis con ella, está la evangelización como medio fundamental para llamar a la conversión. No se trata de un “pensamiento espiritual” para insertar en un guión seglar, como sucede generalmente en las demás Radios católicas. Por el contrario consiste en estructurar la totalidad del programa Radiofónico de modo que la extraordinaria riqueza de la Sagrada Escritura, de la doctrina de la fe, de la moral, de la espiritualidad, de la cultura y de la tradición propias del catolicismo queden a disposición del gran público.

Radio María, una manera de hacer del mundo, en un
mundo de Dios. 
Es un error pensar que las temáticas religiosas no interesan a la gente común. El hombre tiene necesidad de Dios y su corazón escucha gustoso las palabras de vida eterna. Si la visión cristiana de la vida es propuesta de un modo comprensible y convincente, y si la verdad evangélica viene presentada como respuesta a las preguntas fundamentales referentes al sentido del vivir, no hay duda de que la escucha implicará los estrados más diversos de la población, ya sea por edad, por nivel social y por cultura.

La forma principal de evangelización de Radio María debe ser la catequesis ordinaria de la Iglesia.

Con ella se busca exponer el panorama completo de la fe y de la moral cristiana mediante transmisiones diarias instrumentos fundamentales para utilizar son el Catecismo de la Iglesia

Católica y los catecismos nacionales. Debe haber una catequesis general accesible a todos junto a la cual es útil desarrollar catequesis más especializadas, en modo particular para los niños y para los jóvenes.

Junto a la catequesis cotidiana un guión maduro debe desarrollar algunas transmisiones que satisfagan las exigencias de conocimiento y de enriquecimiento espiritual de los oyentes. De aquí la lectura de la Biblia (espiritual y no técnica), los cursos de espiritualidad, de liturgia, de mariología, de historia de la Iglesia, de pastoral, las vidas de los santos, las enseñanzas del magisterio, etc. Gran parte de las materias que se exponen en un seminario o en una facultad teológica pueden tener un lugar en el guión de Radio María (incluso mediante transmisiones quincenales o mensuales).

Hacer partícipes a los cristianos comunes de la enorme riqueza de la cultura católica no es, de hecho, una utopía. La gente demuestra un gran interés, siempre que se haga con un lenguaje sencillo y vivo. Las temáticas religiosas interesan mucho más que las informaciones o temáticas mundanas.

Presupuesto fundamental para que la Palabra penetre en el corazón de los oyentes es que en primer lugar haya entrado en el corazón del que transmite. Convence el que está convencido. Es la fe y el amor de los locutores de los programas lo que los oyentes advierten y aprecian en primer lugar.

La gente necesita una palabra auténtica. Palabra que construya y que no divida, que infunda confianza en los corazones asustados, palabra pura, sencilla, que anuncie amor y verdad. Esta palabra es el mensaje de la salvación. Es Cristo mismo.” De esta palabra vosotros sois los anunciadores, pero sobretodo debéis ser los testigos. Solamente la palabra detrás de la cual se esconda un testimonio de vida, la palabra crecida en el terreno de la fe, de la esperanza y del amor, tendrá la fuerza de convencer y de formar al hombre. Podrá llegar a ser el instrumento de la nueva evangelización” (Juan Pablo II, a los oyentes de Radio María, 3 de marzo de 1994).

El primado de la oración y de la evangelización, como instrumentos de conversión y de acercamiento a Dios, no excluyen que haya transmisiones atentas a la promoción humana (especialmente aquellas dedicadas a la familia, a la educación, a la salud, etc.) y que existan adecuados espacios dedicados a la información, que ofrezcan un conocimiento de los acontecimientos del mundo y de la Iglesia desde una perspectiva sobrenatural de esperanza.

También algunos momentos de inteligente y sano entretenimiento son útiles para favorecer la alegría y el espíritu de familia entre los oyentes.

5- PROMUEVE UN CAMINO ESPIRITUAL

Añadir leyenda
La obra de oración y de evangelización que caracterizan el guión de Radio María tiene como objetivo la santificación de las almas. El crecimiento de los oyentes en la fe, la esperanza y la caridad es el fin último de todas las transmisiones. Estas han alcanzado su objetivo cuando llegan testimonios de personas que afirman haber hecho con Radio María un camino espiritual.


Para que esto sea posible, es necesario que los locutores mismos estén en camino. Ellos no son nunca solo maestros o comunicadores, sino también testimonios. Cuando un locutor, especialmente si está presente de un modo constante en la Radio, crece y madura en el camino de la propia santificación, lleva de la mano, sin darse cuenta, otras tantas almas, que se sienten arrastradas, fortalecidas y sostenidas con su ejemplo.

A esta finalidad contribuyen también de un modo importante los testimonios de los oyentes que, en sus intervenciones, hablan de sus problemas, de sus luchas, de sus fracasos y de sus victorias. Radio

María es una Radio de vida, en la cual la doctrina de la fe debe llegar a ser la luz y la fuerza en el camino espiritual. El éxito de Radio María no consiste tanto en las audiencias como en las almas que vuelven a Dios.

6- SE CONFÍA A LA DIVINA MISERICORDIA

El que da tacañamente, tacañamente recibe.
Renunciando a la publicidad y a otros sostenes económicos que no sean la colaboración de los fieles, Radio María renuncia a las seguridades humanas y de este modo rinde testimonio de su origen sobrenatural. Este aspecto es aquél que causa un mayor impacto en los hombres de mundo y llama su atención, suscitando una sincera simpatía. También muchas Radios protestantes son de corte religioso, pero al mismo tiempo tienen sobre sus hombros montañas de dólares. Del mismo modo la mayor parte de las Radios católicas se apoyan en instituciones eclesiásticas que aseguran su supervivencia y a menudo se financian con la publicidad misma.

La renuncia a tipos de financiación que no sean los sacrificios y la generosidad de la gente es el gran desafío que Radio María debe saber afrontar cada día. Las obras de Dios tienen todas estas características, de modo diferente decaen los frágiles e inciertos proyectos humanos. Si Radio María desempeña bien la tarea que la Virgen le confía, nunca le faltará lo necesario. Nuestra Señora provee a su Radio, enviando todos los recursos necesarios, humanos y materiales, si ella es un instrumento dócil en sus manos. Tampoco los grandes desafíos de la técnica encontrarán a Radio María sin preparación.

7- ES OBRA DE VOLUNTARIADO

Cuando se habla de voluntariado en Radio María es necesario hacerlo de un modo muy específico.

No se trata de la filantropía humana que caracteriza a muchas asociaciones laicas ni tampoco de un genérico amor al prójimo típico dentro de la tradición católica. El voluntariado en Radio María tiene como fuente originaria el amor por Nuestra Señora. Todos aquellos que obran en Radio María a diversos niveles deben sentirse llamados a un servicio. Su presencia y su actividad es una respuesta a la Virgen, que tiene necesidad de su obra. Esto no hace referencia solamente a los que trabajan de modo temporal, sino también aquellos que, habiendo dado un compromiso total, necesitan de un estipendio para vivir. Desde los dirigentes hasta el activista más humilde gozan de un resorte secreto que los impulsa y que debe ser el amor por María y el deseo de cooperar, cada uno según sus posibilidades a su proyecto admirable. Incluso las ofrendas enviadas por los oyentes caen bajo esta perspectiva de respuesta generosa. Entregan a la Virgen para que ella pueda darles a ellos, a través de la Radio, el pan que fortifica y el agua que quita la sed. La gratuidad y la generosidad que permiten a Nuestra Señora llevar adelante este plan suyo admirable son uno de los aspectos más conmovedores del carisma de Radio María.

8- AL SERVICIO DE LA IGLESIA

Si quieres a Radio María en tu parroquia, sólo pídela.
No cabe duda de que Nuestra Señora ha suscitado a Radio María para que esté al servicio de la Iglesia en el ámbito difícil pero actualmente decisivo de los medios. La iniciativa en su modo ordinario reúne sacerdotes y laicos que operan usando como instrumento una asociación civil. Ella es el sujeto jurídico titular de la propiedad, que gestiona, a través de sus órganos, las varias actividades conectadas a la Radio. Se trata de un compromiso de católicos que, sin implicar de modo oficial a la Iglesia, está sin embargo a su servicio.

Es tarea y responsabilidad de Radio María la compilación del guión; mas siendo el mismo de corte fundamentalmente religioso, debe cuidarse con la máxima diligencia la fidelidad a la doctrina y a la pastoral de la Iglesia, sea universal o particular. La jerarquía (S. Sede, Conferencia Episcopal, Obispo local) debe encontrar en Radio María una voz fiel y leal. Los oyentes, al mismo tiempo deben tener la certeza de que, a través de Radio María, pueden nutrirse sin temor del pan vivo de la verdad revelada, que la Iglesia enseña.

Para que Radio María sea verdaderamente eclesial, es necesario trabajar para que las diferentes realidades de la Iglesia se hagan presentes paulatinamente en las transmisiones; incluyendo todas las parroquias y las comunidades por lo que hace referencia a las celebraciones de oración. Por tanto también los obispos, sacerdotes y laicos, religiosos y religiosas, grupos y movimientos, evitan con cuidado que la Radio sea expresión de sectores particulares. Sobretodo es necesario redactar un reglamento interno para que aquellos que transmiten lo hagan en representación, en el espíritu y con el estilo propio de Radio María.

La Iglesia debe advertir que puede ser ayudada y sostenida por Radio María, sin que nadie pueda servirse de ella a capricho. La catolicidad a toda prueba de Radio María es un aspecto fundamental de su carisma. Cualquier desviación debe ser corregida y cualesquier eventuales errores deben ser reparados. Personas o grupos no gratos a la Iglesia no deben entrar en las transmisiones. Ideas que o estén en sintonía con el Magisterio no deben encontrar hospitalidad. Para todos aquellos que transmiten son vinculantes las enseñanzas del Catecismo de la Iglesia Católica, que constituye la plataforma doctrinal de la que ninguno se puede alejar.

9- INSTRUMENTO A IMAGEN DE MARIA


Un Radio con la imagen de María con el Niño
Cada don es una semilla depositada por el cielo en el terreno del corazón. Es una gran responsabilidad obrar para que dé fruto, no solo al treinta o al sesenta, sino hasta el ciento por ciento. Es necesario vigilar no solo para que la semilla no quede sofocada, sino también poner manos a la obra para que crezca hasta llegar a ser una espiga madura. Esto sucede solo si Radio María consigue ser un instrumento humilde y dócil en manos de Nuestra Señora. Sin la sumisión, el amor y la entrega filial de los dirigentes, de los locutores y de los diversos colaboradores, a la Madre de Dios, no es posible cooperar con los planes del cielo. Cuando un instrumento no responde, Nuestra Señora escoge otro. En este sentido todos somos siervos inútiles, porque Nuestra Señora puede hacer a través de otros aquello que no ha conseguido, por culpa nuestra, hacer a través de nosotros.


Radio María será un instrumento eficaz de María en la medida en que se esfuerce por ser una imagen viva de María. Nuestra señora debe estar silenciosamente presente en la Radio, en todas las transmisiones, incluso en aquellas no específicamente religiosas, comprendida la música. Debe estar presente con su belleza, su luz, su paz, su alegría, su ternura, su fe, su esperanza y su amor. Radio María en cada uno de sus programas debe emanar la presencia de María. Esto será posible en el caso de que María habite en el corazón de aquél que transmite. El oyente lo percibe y después no tiene dificultad en afirmar que Radio María es la Radio de Nuestra Señora. Con esto afirma que siente en ella la presencia de la Madre de Dios.

Indudablemente Radio María tiene un espíritu y un estilo propios. Ellos manan de la presencia de María en el corazón del que transmite. La fe inquebrantable en Dios, el amor por la Iglesia, el respeto por las personas, la atención a los enfermos, a los que sufren y a los marginados, el incentivo por alcanzar a los que se encuentran lejos y a los pecadores, las palabras de luz, de verdad y de consolación: todas estas cosas forman aquél espíritu y estilo de Radio María que no puede ser aprendido, ni imitado, si María no está viva en el corazón.

Pensándolo bien es la presencia de María Santísima en Radio María la verdadera identidad de RM. Esta presencia será tanto más intensa y luminosa cuanto más seamos nosotros sus siervos humildes y fieles.

 
Padre Livio Fanzaga. Director mundial

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿QUE ES RADIO MARIA?